sábado, 16 de julio de 2016

CRÍTICA DE: "Un Erizo en la Tormenta"


LA BATALLA CONTRA EL DETERMINISMO BIOLÓGICO EMPIEZA CON LA LECTURA


Título: Un Erizo en la tormenta

Autores: Stephen Jay Gould

Editorial: RBA

330 páginas

Uno de los libros menos conocidos y, a primera vista, menos interesantes del autor pero, una vez se empieza, vemos que la "crítica de libros" es, con Gould de la mano, un arma poderosísima contra la el determinismo biológico más recalcitrante. Porque de esto va el libro: a través de críticas de otras obras científicas, reconocer el sustrato determinista, o no, de las mismas, y analizarlo a la luz de la multidiciplinaridad. El recopilatorio de ensayos tiene verdaderas joyas: "Darwinismo de cartón piedra" es una mordaz y audaz crítica a la sociobiología y contra la ciencia aséptica y pretendidamente (aunque de forma falaz) objetiva. Gould dice acerca de esto:
“creo que hay que rechazar la ecuación del no partidismo anodino con objetividad, una absurda noción que han fomentado las peores tradiciones de telediarios. Podremos examinar más de cerca una crítica si conocemos a su autor; pero lo que hay que juzgar al final no es su autobiografía, sino sus argumentos”.
También da una posible explicación al antropocentrísmo de la sociobiología popular y recalca la importancia de los No-Resultados. En el "Fantasma de Protagoras", Gould estudia, de la mano de la biologiá y de la antropología, la evolución de la cultura humana, y enfrenta dos visiones antagónicas: una visión darwinista ortodoxa y una que sitúa a la cultura en el contexto de la evolución a distintos niveles o multinivel. En otros ensayos habla de libros sobre El tiempo profundo de Hutton, de George Cuvier y, en "Genes en el cerebro", Gould vuelve a la carga y desafía el intento (fallido) de la sociobiología de explicar la cultura en términos etológicos de unidades comportamentales delimitadas y heredables ¿Alguien puede definir exáctamente la ideología o la religión de forma que la podamos seguir en los individuos, y su descendencia, y así falsar/comprobar esta hipótesis? Nadie en su sano juicio lo haría, pero los sociobiólogos son demasiado tenaces. "El último postulado de Jenssen" es una crítica que le sirvió a Gould como armazón de uno de sus mejores libros: La falsa medida del hombre, y donde critica la cosificación de la inteligencia en un número.

Gould también nos habla de la excéntrica, pero importantísima, Barbara McClintock, descubridora de los transposones o "genes saltarines" importantisismo para comprender ciertos cambios evolutivos que ocurren de una generación a otra; el desconocido Ernest Everett Just; el ecólogo G. Evelyn Hutchinson, etc.

Para finalizar Gould hará en "Los pelígros de la esperanza" una defensa valiente de la filosofía hegeliana en la ciencia; los puntos críticos de los sistemas no son explicables desde un punto de vista reduccionista y gradualista, y una reflexión filosófica sobre el cartesianismo en la ciencia occidental en "Utopía S.L."

Como broche a esta joya en la colección de ensayos de Gould, se tratan temas de actualidad y polémicos como los organismos modificados genéticamente, donde conocemos la opinión del autor y donde vemos que, claramente el consenso sobre su aplicación en un sistema económico que no garantiza el uso de los mismo para paliar el hambre, no es tal; no existe ese consenso. Todo esto lo podemos leer en "La integridad y el señor Rifkin".

No hay comentarios:

Publicar un comentario