domingo, 4 de junio de 2017

CRÍTICA DE: "Las Manchas del leopardo"





Título: Las manchas del leopardo
Autor: Brian Goodwin
Editorial: Tusquets
Páginas: 307

Quien mucho abarca, poco aprieta, dice el refranero y, al terminar este libro, uno tiene la sensación de que Goodwin quiso abarcar mucha realidad, mucho leopardo, intentando exponer ejemplos de su hipótesis, aplicándola a múltiples ramas de saber. Esto genera en el lector una especie de síndrome de Korsakov: es difícil recordar lo que no tiene un hilo conductor y este libro no consigue marcarlo. Dicho esto, el libro no deja de ser una obra muy estimulante. La tesis central es situar el sistema como nivel superior de análisis y no caer en un reduccionismo que, para determinados problemas, no consigue aportar soluciones. Muchas veces las interacciones entre las partes componentes de un sistema producen outputs que no puede deducirse de sus propiedades: las interacciones no específicas de una terapia con anticuerpos no son predecibles (al menos, sabemos que es posible que ocurran). Si los individuos se relacionan (individuos o componentes del sistema) entre si mediante un comportamiento específico a estudio, estudiando el comportamiento, podremos deducir (que no conocer a ciencia cierta) su posible origen evolutvio, pero no sabremos nada de cómo es posible que exista. Podremos decir que tiene “ventajas evolutivas” y especular sobre las mismas. Pero Goodwin propone otro modo. Por ejemplo, una especie de hormiga del género Lepthotorax tiene periodos de pausa y actividad controlados por la intensidad lumínica: cuanto mayor es la intensidad, mayor es el tiempo de actividad y menor el de pausa, en ciclos que oscilan entre los 20-30 minutos. Cuando se observa una colonia completa, y se traza un mapa de actividad de la misma, cuando hay menos de 100 individuos y más de 200, el movimiento de la colonia es caótico: no hay una acumulación efectiva de recursos, no hay una búsqueda organizada de alimentos, etc., pero con este mismo patrón, y solo debido al número de individuos y a la temperatura justa, el patrón se sitúa en lo que los científicos de la complejidad denominan límite del caos, un estado del sistema en el que, por sus propias características, produce orden: la colonia hace búsqueda de alimentos organizada y es eficiente. En otras palabras, un rango de individuos con un patrón de comportamiento individual, producen patrones de comportamiento colectivo imposibles de predecir solo estudiando el comportamiento individual.

El ejemplo que más páginas ocupa en el libro son los estudios que ha realizados el propio Goodwin sobre la morfogénesis en el alga unicelular Acetabularia acetabulum, y sirve también como muestra del principio general del libro: ciertas propiedades de los sistemas se deben a la interacción de sus partes y no son reducibles a sus partes. El desarrollo de Acetabularia es dirigido por la turgencia que le proporciona al alga poseer una gran vacuola central y variaciones en esa turgencia, dirigidas por las concentraciones de calcio a lo largo del desarrollo, parecen explicar (preliminarmente) las diferentes morfologías: o hay un solo gen implicado directamente en la adquisición de la forma externa definitiva.
La evolución de las formas genéricas (patrón de verticilos en plantas con flor o las extremidades de los vertebrados) sería la aplicación fundamental de este principio. Aquí los genes intervienen como productores de gradientes de expresión génica, pero que no son suficientes por si solos para explicar el total de la estructura. Por ejemplo, la formación de los patrones de verticilos ha sido estudiada en Arabidopsis thaliana y se ha propuesto un modelo básico de 4 genes que intervendrían en su formación, pero para obtener la paleta completa de formas naturales no tiene ningún sentido el estudio aislado de esos 4 genes, si no que hay que unirle el estudio de la velocidad de crecimiento. De hecho, en cada individuo vegetal de la misma especie, si las condiciones ambientales reducen la disponibilidad de recursos, puede cambiar su patrón de verticilos únicamente debido a una velocidad de crecimiento distinta.
Por la excesiva preocupación por un aspecto restringido de la realidad siempre tiene un precio. La biología moderna, dominada por explicaciones históricas en términos de aventuras evolutivas de genes asociadas a un reduccionismo molecular de productos génicos, ha venido a ocupar una posición extrema en el espectro de las ciencias. La física, por otra parte, ha desarrollado explicaciones de diferentes niveles de realidad, microscópico y microscópico, en términos de teorías apropiadas para esos niveles (…). La ausencia de una teoría de los organismos como entidades singulares por derecho propio, con una dinámica y una organización características, se ha traducido en su desaparición de la estructura conceptual básica de la biología moderna. Los organismos han sucumbido a la embestida de un aplastante reduccionismo molecular.”
Así crítica Goodwin el estado actual de las ciencias biológicas y, teniendo razón, hay que ofrecer explicaciones y predicciones tan contundentes y acertadas que puedan contrarrestar en el ámbito de la legitimidad científica a un reduccionismo en el que se han educado muchas generaciones de biólogos.

sábado, 8 de abril de 2017

LA REPÚBLICA DEMOCRÁCTICA ALEMANA: breve introducción al sistema político y a las dudas de la actual bibliografía mainstream sobre el asunto


La serendipia es un descubirmiento tangencial, no esperado, fruto de una asociación inesperada de ideas (Eureka), de hallazgos no planeados o de simplemente suerte. Mi interés por la República Democrática Alemana viene dado por mis ideas. Esto es lo primero que tengo que reconocer (cosa que debería hacer todo el mundo: nadie tiene un mero interés objetivo, neutro, inocente, por la cosas). Mi descubrimiento casual vino estudiando a fondo el sistema político alemán. Interesado, como estoy, en comparar las diferentes peculiaridades de paises centrales, semiperiféricos y periféricos en sus sitemas políticos, decidí adentrarme en el sistema político de las tres potencias Europeas más importantes internacionalmente: Francia, Reino Unido y Alemania. De la mano del famoso Juan Carlos Monedero y del texto que tiene publicado en Sistemas políticos contemporáneos (1) me adentré en los entresijos de la potencia alemana, central para comprender el siglo XX y la actual composición de la Unión Europea.

Cual es mi sorpresa al repasar la fase histórica de la Alemania dividida (2) que, en aproximadamente 5 páginas de repaso histórico a esta época que va, desde 1945, hasta 1990 (45 años, 40 años si contamos que la RDA fue fundada el 7 de octubre de 1949) no hay una sola referencia bibliográfica en todo el texto de Monedero. Mi formación es estrictamente científica así que estoy acostumbrado un tipo de presentación de la información muy basada en datos empíricos ya publicados y constantemente referenciados. Las conjeturas y las hipótesis tienen cabida solo bajo la aceptación de que son, eso, ideas a confirmar experimentalmente. Me quede anonadado al ver como un autor podía escribir varias páginas de la historia de un país sin recurrir, ni si quiera, a un libro de historia alemana general, para apoyar su narración sobre los hechos. Otra cuestión que me llamó la atención fue la siguiente: se estudia el sistema político de la República de Weimar (1919-1933), su rápida transición al nazismo y el sistema político resultante de esta rápida transformación, se estudia también el sistema político de la República Federal Alemana (la Alemania occidental) y la historia de su advenimiento en 1948 a través de la carta otorgada por las potencias occidentales (Francia, Reino Unido y Estados Unidos) que confirmó una élite política no electa representante de la instituciones del futuro Estado Alemán (al menos, eso pretendían las potencias) y que adoptó el nombre de Ley Fundamental de Bonn (3), pero se deja completamente de lado el sistema político de la República Democrática Alemana, con solo alguna pinceladas que, por supuesto, no tienen ninguna referencia: I) formalmente, un sistema pluripartidista pero que, II) está controlado por el partido Socialista unificado (SED), III) donde existe una lista única que se presenta a las elecciones y donde los diferentes partidos han pactado su composición. Incluyen escaños de las llamadas formaciones de masas, como sindicatos y asociaciones (1), IV) Existe una cámara popular (4) donde esta lista se materializa, que es representante del pueblo (una cámara alta también existió hasta 1952), y que elige un presidente (sustituido, posteriormente por un consejo de Estado), un gobierno, representantes judiciales y otros órganos estatales, V) paralelamente existe una organización donde se representan todos los partidos políticos, el Frente Nacional, con órganos propios y donde se engrana la sociedad civil organizada en comites de los partidos regionales y locales y las organizaciones en el trabajo y en los lugares residenciales. Parte de esta información está repartida por el texto de Monedero, parte pertenece a un texto sobre el sistema político alemán de Ramón Cotarelo (2) y parte pertenece a fuentes secundarias cuya fuente de información es, en todos los casos, el The fall of the GDR de David Childs (6). Cuando uno bucea en este libro, ve los mismos problemas que ya he citado: el autor cuenta una historia sobre cómo la población de la RDA decide alzarse contra su gobierno justo cuando se estaba produciendo la Perestroika en la URSS. Pero no hay referencias a ningún archivo (pese a que son públicos) de la RDA, ninguna información de los medios de comunicación ni ninguna prueba empírica que, por ejemplo, demuestre que la gente estaba dejando de ir a trabajar en las huelgas generales que se produjeron (por ejemplo, una caída en la producción).

Toda esta información es repetida en las tres referencias citadas (1, 2, 5) pero no es demostrada.Una pregunta que me hago ¿Realmente la lista electoral que se presentaba a las elecciones de la RDA era una lista bloqueada? ¿No existía un proceso previo de decisión, dentro de los partidos políticos, del lugar de cada diputado? La verdad es que no encuentro ninguna referencia a este asunto (mi método ha sido el siguiente: I) utilizar google academic como indexador de bases de papers, II) asignar un esquema de búsqueda mediante palabras clave, III) las palabras son “Polical system”, “GDR”, “German Democratic republic”, “German Unification”). Hipotetizando (ya que no puedo hacer otra cosa más que elucubrar y pensar dada la falta de datos empíricos) sobre cómo podría funcionar el sistema político de la RDA, me pregunta lo siguiente: si la población estaba masivamente relacionada con alguna asociación de masas o partido, como tanto se repite en las referencias dadas (aunque, otra vez, sin ninguna prueba empírica), y ésta tenía la oportunidad de participar en las mismas influyendo el los candidatos a la lista que se presentaba a las elecciones ¿No es esta otra forma de democracia representativa? Imagino que son preguntas de un ignorante, pero para salir de mi ignorancia no me basta con una historia contada por alguien con nombre: igual que no creo en Dios por los escritos de un libro, no creo en la dicotomía democracia occidental vs. Dictadura sin ningún análisis verdaderamente comparativo entre los sistemas políticos de los diferentes países.

Desarrollando un poco más esta idea. Por ejemplo, es muy común resaltar como una característica propia de las dictaduras el hecho de que se solapen niveles del Estado con el de las organizaciones que sustan dicha dictadura. Por ejemplo, Monedero recuerda que durante el nazismo los diferentes niveles de jerarquía del partido nazi correspondían con los homólogos en el Estado: eran la misma persona. Los mismo, según él, ocurrió en la RDA. Mi pregunta inocente ¿Acaso el líder del partido político del gobierno de cualquier nación occidental no es, también el presidente del país? ¿No suelen también coincidir niveles de organización del partido con niveles homólogos en el Estado?

Otra cuestión interesante: en el libro de The fall of the GDR, de David Childs, aparece citado un supuesto artículo de la constitución de la RDA donde se establece la superioridad del partido marxista-leninista por encima del resto. Este partido es el SED y este es el supuesto artículo:
“La República Democrática Alemana es un estado socialista de obreros y agricultores. Es la organización política de los trabajadores en la ciudad y en campo bajo la dirección de la clase obrera y el partido marxista-leninista.”
Esta cita del libro de David Childs la podéis encontrar en la versión española de la entrada de wikipedia de la Cámara popular de la RDA (4). Pues bien, me he descargado de la misma wikipedia la versión inglesa de la Constitución de la RDA y, sorpresa: ni una sola referencia a “marxist” o “leninism” (5).

Con el proceso de unificación, como he dicho, ocurre lo mismo: no sabemos nada por referencias directas de aquello que ocurrió en el lado de la RDA. La historia que se cuenta es un tanto absurda (1, 5): tras las manifestaciones contrarias el Estado en 1989, tanto el 17 de Enero (día en el que fue asesinada Rosa Luxemburg) como el día del 40 aniversario de la fundación de la RDA, el día 9 de noviembre de 1989 el politburó del SED (máximo órgano de ese partido) tuvo un error de lectura en una de sus resoluciones que autorizaba a los ciudadanos de la RDA a cruzar la frontera con la RFA. Esto provocó la acumulación de gente en torno a la frontera de Berlín y que, tras momentos de tensión y disparos en algunas zonas por parte de la policía fronteriza de la RDA, la gente cruzara el muro y el telón de acero cayese. La historia es absurda, pero bueno, admito que la historia no tiene lógica y es lo que sucede. Lo que no admito es que se cuente la historia y ésta no se apoye en nada ¿Por qué nadie cita esa resolución errónea? Si solo fue una lectura errónea, y no está por escrito, ni se publicitó, por tanto, ¿Cómo se enteró tanta gente ¿Se enteró tanta gente? ¿Cuanta gente acudió inicialmente a la frontera? Son demasiadas preguntas a las que no hayo respuesta por ningún lado y, solamente por eso, la versión que aparece en los libros ya merece ser criticada. Y esta es una de esas críticas.

Para finalizar os dejo un esquema cutre y rápido que he hecho sobre el sistema político de la RDA. Es lo que he podido deducir de la escasa información que se puede obtener (Fig. 1).



Figura 1. Sistema político de la RDA. Como se puede observar la Volkskammer y las organizaciones de base son el fundamento del mismo.


REFERENCIAS
 
1. Sidera, P. C., & Sotillos, I. D. [Coord.] (2011). Sistemas políticos contemporáneos. Editorial UNED. Monedero, J.C. (2011), Capitulo 3: sistema político de la república federal alemana, pp. 171-248.
2. Cotarelo, R. G., Marugán, P. R., & Gago, J. M. (1993). Sistemas políticos de la Unión Europea: con inclusión de Estados Unidos y Japón.
6. Childs, D. (2014). The Fall of the GDR. Routledge.

sábado, 25 de marzo de 2017

CRÍTICA DE: "Tu pez interior: 3.500 millones de años de historia del cuerpo humano"

LA EVOLUCIÓN ES FENÓMENO HISTÓRICO


Título: Tu pez interior: 3.500 millones de años de historia del cuerpo humano
Autor: Neil Shubin
Editorial: Capitán Swing
Páginas: 262


La vida es un pañuelo. No, no he equivocado el dicho. Los diferentes organismos que actualmente pueblan la tierra tienen una historia común, como sabemos desde que Charles Darwin y Alfred R. Wallece teorizaran lo que ya flotaba en el ambiente: la vida había evolucionado, había cambiado, y todos tenemos un antecesor común. Esta, es una idea ya muy manoseada y todo el mundo tiene una aproximación mental aproximada a esta idea, pero lo que es novedoso, lo que realmente emerge en la mente del lector cuando culmina la lectura de este libro, es que toda historia es irreversible y, por tanto, aunque luego vuelva a cambiar, deja rastros, huellas, pistas que pueden rastrearse. Este libro estudia los rastros que la historia evolutiva ha dejado en los organismos de hoy en día, haciendo una aproximación, también, a través de los restos fósiles. El autor, Neil Shubin, junto a su equipo, fue el descubridor de un fósil tremendamente importante para comprender cómo pudo producirse en los vertebrados la transición agua-tierra. ¿Cómo logró cooptar una aleta para tomar la nueva función de sustentar un cerupo en tierra firme? Aquí empieza todo; aquí empieza el desenredo del nudo gordiano que es la evolución de la vida.

Los celacantos, unos peces óseos muy antiguos, ejemplares de los cuales todavía podemos encontrar en las desenbocaduras de algunos rios africanos, posee un patrón óseo muy característico en su aleta; un aptrón que nos resulta extremadamente familiar: un hueso, dos huesos y varios huesecillos. Richard Owen, en el primer tercio del siglo XIX, fue el primero en darse cuenta que buena parte de los vertebrados (quitando del mayoría de los peces) respondían en sus extremidades a este patrón. Titaalik es ese fósil, y también presenta este patrón. Pero la historia no se detiene aquí. Los tres huesecillos que nos permiten oír al transmitir las ondas sonoras del, aire que rebota en el tímpano, hasta la endolinfa que circula en el interior de la cóclea (yunque, martillo y estribo) derivan de los “arcos branquiales”. Si, el mismo hueso que forma una estructura rígida que permite el anclaje de las branquias en un pez, se transforma en nuestros huesecillos del oído. Pero lo más fascinante es que el estribo forma parte del cráneo de los peces, no de los arcos branquiales (aunque si provenga de ahí embiológicamente), y lo continua haciendo en el Titaalik y en sus predecesores en el registro fósil, Acantostega e Ictiostega, y en los actuales anfibios y reptiles. Fascinante. Otra historia sobre “la vida es un pañuelo” son los llamados “genes interruptor” o rectores del desarrollo. Hay múltiples genes que de su activación depende que se desarrolle correctamente toda una estructura: las propias extremidades, una estructura cefalizada del cuerpo (que el cuerpo tenga una dirección o no la tenga), la cóclea, los ojos, etc.

Por ejemplo, se ha comprobado que el gen pax6 es el gen interruptor para la formación de ojos en los metazoos: es decir, animales tan distantes evolutivamente como una mosca y un ratón tienen versiones muy parecidas de un gen que activa la formación de ojos (cada uno con su respectivo tipo de ojo: omatidios u ojo de cámara). ¡Y lo más fascinante es que, aunque se intercambien usando técnicas de ingeniería genética, funcionan exactamente igual! También se ha descubierto un gen interruptor para la cóclea, el pax2. Y ahora viene lo mejor: unos cnidarios (si, medusas) muy especiales, que poseen unos ojos bastante complicados para ser, eso, medusas, tienen una versión mixta entre ambos genes: una especie de pax2/pax6 primitivo que dirige la formación de sus espectaculares ojos, capaces también de nociocepción. Ocurre algo similar con las moléculas responsables de la visión, las opsinas, que tienen origen microbiano.

Es un libro algo básico pero con abundantes referencias bibliográficas que permitirán a los lectores de todo tipo profundizar en los conocimientos de la evolución de la biodiversidad. Leyendo estas líneas uno se da cuenta de que la metáfora sistémica de la vida es mucho más atinada que la de la individualidad reduccionista.



miércoles, 15 de marzo de 2017

CRÍTICA DE: "Cita con Tama"


 CIENCIA AL SERVICIO DE LA CIENCIA FICCIÓN

Título: Cita con Rama
Autores: Arthur C. Clarke
Editorial: Edhasa
  439 páginas

Los humanos hemos colonizado, en la medida de los posible, el sistema solar. Corre el S. XXII y algunos satélites de júpiter y saturno, marte, la luna y mercurio son habitados cada vez por más gente. La metrópoli terráquea languidece en medio de la superpoblación, protegiéndose ante las amenazas externas: no quieren que se vuelva a repetir el desastre que dos siglos atrás asoló el planeta en forma de gran meteoro, pero una vez más parece que la desgracia quiere repetirse ¿Sería otra vez un meteorito impulsado desde el cinturón de Van Allen que atravesaba el sistema solar como si de una bola de billar se tratase?. Un cuerpo de 50 Km de ancho se acerca a una velocidad vertiginosa hacia la tierra. Lo sorprendente es que resulta ser un cuerpo evidentemente artificial. El consejo de los planetas decide enviar una sonda tripulada con la finalidad de explorarlo. El capitán Norton dirige la expedición.

El interior del objeto es extraordinario. Hay casi 1 Km de roca que lo recubre externamente, recubierta toda ella de metal y aparatage. En el interior, el vacío y la oscuridad hasta que, de pronto, la luz se enciende y la realidad de Rama, que así se bautizó al objeto, se revela ante los exploradores: un cilindro de enormes dimensiones, con gravedad simulada y que parece reproducir el estilo de vida humano. ¿Por qué ese diseño? ¿Que hace un cuerpo, con un probable origen mucho más allá de todo el espacio conocido, en el sistema solar? ¿Por qué, precisamente, ha escogido el sistema solar? ¿Estará buscando una órbita adecuada para recibir a misteriosos visitantes o eso visitantes están dentro de Rama y todavía no han surgido? ¿Los diferentes mundos habitados por humanos, dentro del sistema solar, recibirán igual la noticia de la llegada de Rama? ¿Aparecerá una incipiente geopolítica del sistema solar?

Una novela magistral. Derroche de ciencia por parte del autor. Lo desconocido nos atrae y nos cautiva a la vez que nos asusta y nos envilece.

sábado, 17 de diciembre de 2016

LA IMPORTANCIA DEL CONTEXTO: "Beasts of No Nation" y el vaciado de la realidad

http://pics.filmaffinity.com/beasts_of_no_nation-247322698-large.jpg

El contexto lo es todo. Un buen naturalista sabe que, dependiendo de la vegetación circundante, la presencia o ausencia de agua en el terreno, la cantidad de rocas en el suelo, el tipo de suelo, etc., habrá un tipo de fauna u otro. Jamás encontrarás un alcaraván en un bosque de pináceas, pero tendrás muchas probabilidades de verlo en estepas castellanas no antropizadas. El contexto lo es todo.

Este principio universal del conocimiento, una forma de inducción que todos practicamos habitualmente en nuestra vida diaria (la leche y el agua es lógico que estén juntas en el supermercado porque asociamos líquidos, por ejemplo) parece haber sido ignorada por completo por el director y el guionista de “Beasts of No Nation”. El tema principal de la película es la guerra – concretamente una indeterminada guerra africana – y el problema de los niños soldado pero, aquí es donde viene lo absurdo. ¡No está centrada en ningún país real! Al vacía de contexto una guerra, la presentas como una especie de catástrofe natural inevitable: “pobrecitos los negritos que se matan entre ellos en círculos vicios de guerra y destrucción. Seamos condescendientes con ellos, pueblos occidentales civilizadores”. Así parecen gritar las cabezas de los espectadores. Pero el problema es mucho maś grave de lo que parece porque todas las guerras que se producen en la región tienen un porqué muy claro y evidente: los diamantes y el coltán han provocado que países y empresas armen y paguen a grupos armados para extraerlos y venderlos en países desarrollados a precios desorbitados.

El ejemplo paradigmático es el clímax que ocurrió en 1998 con la Guerrra del coltán, que tuvo como eje geopolítico de acontecimientos la República democrática del Congo:
Tanto Ruanda como Uganda han establecido alianzas comerciales de carácter estratégico y militar con las principales economías de occidente para traficar y procesar minerales del Congo. El ejército ruandés, por ejemplo, transporta el coltán hasta su país, donde se trata y purifica en la Somirwa (Sociedad Minera de Ruanda), antes de ser exportado. Y desde ahí, lo envía para Europa. […] Se ha instituido el monopolio de la Sociedad Minera de los Grandes Lagos (Somigl), que es una sociedad integrada por Africom (belga), Prometo (ruandesa) y Congecom (Surafricana). La ambición por el dominio del mercado del coltán también ha dividido a la propia sociedad congoleña: gobierno y guerrilla obtienen financiación de la comercialización legal o ilegal de este material. [...] La ambición por el dominio del mercado del coltán también ha dividido a la propia sociedad congoleña: gobierno y guerrilla obtienen financiación de la comercialización legal o ilegal de este material: Somigl entrega al movimiento rebelde RCD (Reagrupación Congoleña para la Democracia) 10 dólares por cada kilo de coltán, y lo revende a 300 dólares o más en Londres. Uno de sus mejores clientes es la compañía alemana Starck (subsidiaria del monopolio químico-farmacéutico Bayer), que produce el 50% del tántalo en polvo del mundo. (1)
Por tanto el NDF que aparece en la película, cuyo carismático, demagogo y psicópata líder es interpretado por el magnífico Idris Elba (la única razón, quizá, para ver este film), y en cuyo seno podemos observar la desgarradora vida de un niño soldado a través de el protagonista, Agu, podría representar una milicia congoleña que busca recuperar el control del coltán arrebatado por Ruanda, o una milicia Ruandesa que busca instaurar, junto con el mando del ejercito, una zona políticamente independiente, controlada por Ruanda. Esto, de hecho, ocurre en la realidad. Ruanda controla una región completa de la República Democráctica del Congo rica en colan. Pero sin el contexto, no entedemos qué está ocurriendo. Solo vemos personajes que sufren y no entendemos el porqué. Y sin esa explicación, jamás habrá conciencia. La explicación nos acerca a lo ocurrido. Sin la eplicación es como si todo lo que Cary Joji Fukunaga nos muestra en 137 minutos de metraje fuera un espejismo de otro planeta. No ha ocurrido. La realidad ha sido vaciada de contenido.

Pero pobre de quien diga que los países occidentales arman grupos armados en países africanos ricos en recursos naturales para controlarlos y obtenerlos a muy bajos precios, expropiando así de sus riquezas a sus dueños legítimos: los habitantes de estos países. Hay pobre del espectador que se haga preguntas de este tipo porque será ignorado y tachado de “aguafiestas”.

REFERENCIAS

  1. Otero, E. (2008) Diez años de guerra por el coltán, el ‘oro gris’ estratégico. (consultado el 17/12/2016)

viernes, 16 de diciembre de 2016

CRÍTICA DE: "Mercaderes del Espacio"

¿EL FUTURO DEL CAPITALISMO YA ESCRITO EN 1958?




Título: Mercaderes del Espacio 
Autores: Frederik Pohl & C. M. Kornbluth 
Editorial: Alianza 
167 páginas


¿El ser humano es egoísta por naturaleza o la naturaleza del ser humano se define en función de ambiente que se encuentre durante el desarrollo de su vida? Mitch Courtenay es un copista publicitario de una de las pocas grandes empresas que controlan el mundo. La empresa le encarga diseñar un anuncio convincente para atraer a colonos a Venus, pese a la evidencia de la difícil vida que allí les espera. Pero la competitividad y el egoísmo le hará granjearse poderosos enemigos. En uno de sus viajes a la Antártida, y refugiándose de una fuerte tormenta que allí se declara, es reclutado por un carguero de algas de Sanghai donde se le cambia la identidad: ahora pasará, de copista de élite a obrero de trabajos duros.

A través del descenso social de Courtenay, veremos cómo está diseñada la sociedad de "Mercaderes del Espacio": una sociedad con un rígido sistema de estratificación, donde las grandes empresas dominan el mundo comprando voluntades políticas y participando, directamente, en la toma de decisiones del poder político. Las grandes empresas son, básicamente, empresas de publicidad que se dedican a hacer clientes fijos mediante cualquier tipo de artimaña recurriendo, incluso, al uso de drogas duras para fidelizar a los clientes. Pero, el concepto de cliente usado en el libro no es el nuestro: un cliente es un siervo consumista de una empresa de publicidad. Es decir, se "milita" en la empresa de publicidad, vistiendo su marca, tomando sus bebida, comiendo su comida, fumando su tabajo, trabajando de por vida para ella. Son esclavos de un contrato que delimita cual es tu libertad.

Nuestro protagonista recorrerá todos los eslabones del rígido sistema. Conocerá a los "Consistas", un grupo terrorista revolucionario que lucha por revertir el estado de esclavismo bajo el cual se halla la humanidad. Pero Courtenay no busca el bien de la gente en general, sino su propio beneficio. Solamente quiere vengarse de aquellos que le sumieron en el escalafón más bajo de la sociedad y recuperar sus antiguos privilegios.

¿Es el ser humano egoísta y solo lucha por sus intereses? ¿Son egoístas los "Consistas? ¿Por qué esa diferencia entre Courtenay y aquellos que le acogen en su seno y lucha junto a ellos?

viernes, 2 de diciembre de 2016

EL ATAQUE FINAL A LA CLASE TRABAJADORA

Entre 2007 y 2008 el mundo occidental vio cómo se cernía sobre él una de las cíclicas crisis del capitalismo. En este caso la financiarización de la economía, es decir, producir dinero “de la nada” a partir del crédito desbocado, permitió la creación de burbujas crediticias en las periferias del sistema capitalista (ya sean dentro de los propios países dando crédito a las familias más necesitadas, en vez de proporcionar servicios básicos sin especular con ellos), y la acumulación de grandes beneficios en el centro (fundamentalmente, los estados ricos de EE.UU, la City de Londres, Alemania occidental y algunos lugares más del centro de Europa). Todo esto estalló cuando lo evidente ocurrió ¿Cómo se iban a pagar estos créditos cuyos intereses crecían cada vez más? ¿Con más créditos? Teníamos ante nosotros una crisis de producción típica donde la mercancía era el crédito. Pero esta vez era hora de culminar un proceso que había comenzado muchos años atrás: el asalto final de la clase capitalista sobre el proletariado.

Está naciendo una creciente proporción de niños de madres poco aptas para traer hijos al mundo y educarlos. Nacen de mujeres que se quedaron embarazadas por primera vez en la adolescencia de las clases sociales 4 y 5… Algunas son de inteligencia baja y la mayoría tiene poco estudios […]. El equilibrio de nuestra población, nuestra reserva humana, está en peligro (1).

Esto lo dijo Keith Joseph en octubre de 1974. Era el líder de los tories ingleses y fue apodado el “monje loco”, mentor de Margaret Tatcher. Y las recetas económicas se repiten. Tatcher propició que las viviendas sociales, famosas en toda Inglaterra tras las segunda guerra mundial por proporcionar vivienda digna y segura a millones de trabajadores, se convirtieran en un arma arrojadiza contra la clase trabajadora durante principios de los años 80. Los pasos fueron los siguientes: I) cualquier inquilino de una vivienda social podría pedir una hipoteca a interés variable para ser propietario de la vivienda social, II) impedir, por ley, que los ayuntamiento pudieran construir más vivienda social, restringiendo el mercado y III) multiplicar por 6 los alquileres de las viviendas sociales, de 80 libras/semana a 420 libras/semana (2). En los años de la presente crisis económica se están privatizando las pensiones siguiendo el mismo patrón: I) Cualquier persona puede hacerse un plan de pensiones privado, II) se incentiva fiscalmente la posesión de un plan de pensiones privado, mientras se restrasa la edad de jubilación y se limita el crecimiento de la cuantía de las pensiones, haciendo que efectivamente pierdan poder adquisitivo. III) se está produciendo un expolio del fondo público que garantiza que esas pensiones puedan pagarse; la conocida como Hucha de las pensiones (3).

La clase es un concepto comunista. Agrupa a las personas en bloques y las enfrenta entre sí. […] La moral es personal. No existe la conciencia colectiva, la consideración colectiva o la libertad colectiva. Hablar de justicia social, de responsabilidad social o de un nuevo orden puede que sea fácil y nos haga sentir bien, pero no nos exime a cada uno de nosotros de responsabilidad personal. […] No existe una cosa llamada sociedad. Hay hombres y mujeres individuales, y hay familias (4).

Margaret Tatcher decía esto en 1992. Interesa destruir a la clase trabajadora haciéndole creer que no existe; que no tiene intereses comunes y, sobre todo, que haga lo que haga, aunque se una con todas sus fuerzas, no hay otra alternativa. Pero absolutamente toda su ideología está basada en una falacia tras otra. Pongamos como ejemplo esta cita de Tatcher. “La clase es un concepto comunista. Agrupa a las personas en bloques y las enfrenta entre sí.” Semejante afirmación tan surrealista no es propio de alguien que se decía a sí misma como “culta y altamente formada”. Es como afirmar que el concepto de especie biológica es especista porque agrupa a los seres vivos en bloques. Pues es que la realidad no es un continum, sino que existen entidades discretas distinguibles unas de las otros porque se diferencian en ciertas cualidades: puedes ser morfológicas y/o genéticas, como las especies, o pueden ser socioeconómicas, como las clases sociales ¿O es que alguien que no controla cómo se rige su trabajo y cede toda su producción a otro es igual a quien recibe ese trabajo y disfruta de las rentas? Obviamente faltar a la verdad sale muy barato.

No existe la conciencia colectiva, la consideración colectiva o la libertad colectiva”. En pleno apogeo del individualismo neoliberal se podían decir estas cosas y quedarse tan ancho sin que nadie dijera: “pero escuche, ¿Acaso usted sabe que si no fuera por la conciencia colectiva, la consideración colectiva y la liberad colectiva, no estaríamos aquí como especie? ¿No sabe usted nada de cómo se produjo la migración desde nuestro orígenes africanos, hasta el frío continente Euroasiático? Afortunadamente, una afirmación como esta, hoy en día no quedaría sin respuesta (5).

No existe una cosa llamada sociedad. Hay hombres y mujeres individuales, y hay familias”. Claro que no, y como no existe la sociedad, no tengo por qué pensar en que a ti te vaya bien, si a mi me va bien, pero si razonamos hasta el final, deberíamos ignorar esa ley que impide que yo acabe con tu vida. Al fin y al cabo solo hay hombres y mujeres individuales, y si me perjudicas, ¿Por qué tendría que respetar tu vida? Como vemos, el razonamiento es absurdo. El individualismo neoliberal es absurdo. La economía neoliberal es absurda, salvo que pertenezcas a una élite. Y, por tanto, si lo absurdo sigue y nos perjudica cada vez más ¿Seremos capaces de contrarrestarlos con lógica?

REFERENCIAS
  1. Joseph, Keith (1974) citado por Owen, J. (2013) en “Chavs: la demonización de la clase obrera.” Capitán Swing, (pp. 65-66).
  2. Owen, J. (2013), “Chavs: la demonización de la clase obrera.” Capitán Swing, (varios capítulos).
  3. Aguilar, Ana Requena (2016), El Gobierno saca otros 9.500 millones de euros del fondo de reserva de las pensiones. Eldiario.es (2/12/2016).
  4. Margaret Tatcher (1992), “Don’t undo my work”, Newsweek, 27 de abril de 1992, citado por Owen, J. (2013) en “Chavs: la demonización de la clase obrera.” Capitán Swing, (pp. 65-66).
  5. Wilson, E. O. (2012). La conquista social de la tierra. Debate.

domingo, 27 de noviembre de 2016

CRÍTICA DE: "El lenguaje de los Animales"

LA BIOLOGÍA DEL COMPORTAMIENTO INTENTA LA HEGEMONÍA SOBRE LA SOCIEDAD
 
Título: El Lenguaje de los Animales
Autores: Stephen Hart
Editorial: Alianza
167 páginas


El biólogo Stephen Hart nos ofrece en este pequeño libro, una completa visión de la comunicación en el mundo anima. Desde el tipo de comunicación más sencilla (definida por el método que utiliza), como aquella que se produce sin aparatos fonadores y que utiliza una serie de sonidos especializados a partir de estructuras corporales poco especializadas, hasta la comunicación más complicada que va más allá de la mera transmisión de información.

Lo que deja bien claro Hart es que en los años noventa se produjo un cambio de paradigma en cuanto a la interpretación y análisis de la comunicación animal: este nuevo paradigma interpreta que la comunicación se produce solo cuando hay transmisión de información (emisión y recepción), independientemente de cómo sea procesada y, si existe comunicación, su única razón de ser es su utilidad, es decir, ha de conferir un beneficio evolutivo, sino la comunicación no existiría. De esta forma son interpretados todos los ejemplos que aporta el autor. En otras palabras, el nuevo paradigma no es más que una revisión, bajo el prisma neodarwinista y concretamente, bajo el primas de la sociobiología, de la comunicación animal.

Pese a ser una obra relativamente desfasada (ya han pasado 20 años desde su publicación), es un valioso documento que prueba el debate de la época sobre el tema. Por ejemplo: Kumbaugh, Savage y Sevcik, entre otros muchos primatólogos y antropólogos, proponían que, al menos, los grandes simios (chimpancé y bonobo sobre todo) son, o serían, capaces con el adecuado entrenamiento, de asimilar un verdadero Lenguaje (con mayúscula), es decir, que serían capaces de captar ordenaciones sintácticas, conceptos, etc., o en otras palabras, tendrían la capacidad de construir estructuras cerebrales similares a las que operan en el cerebro humano durante el habla (son capaces de aprender palabras y realizar oraciones muy sencillas; también son capaces de ellos ciertas aves tropicales). Por su parte, Terrace, un primatólogo que, pese a ser en un primer momento defensor de esta idea, pensó que ¿Qué beneficio evolutivo podría tener esto? ¿Usan los grandes simios esto en la naturaleza? Entonces, ¿Por qué debería de existir? Y se dedicó el resto de su vida a destruir la posición de sus compañeros. Lo consiguió en un primer momento gracias a un sano escepticismo que, por otro lado, no tenía en cuenta la dificultad que entraña demostrar la creación sintáctica en grandes simios, pero como cuenta en el libro Hart, Kiti, una cría de bonobo que creció durante los adiestramientos lingüísticos a su madre, parece estar desmontado todos los ataques de Terrace

¿Qué evidencias tenemos actualmente?

sábado, 27 de agosto de 2016

CRÍTICA DE: "El Negocio de la Guerra"

LA GUERRA HA CAMBIADO HACIA UN MODELO PRIVATIZADO Y DE MÚLTIPLES ACTORES 
 

Título: El Negocio de la Guerra
Autores: Dario Azzellini y colaboradores
Editorial: Txalaparta
269 páginas

Este libro es una joya para todo aquel que quiera conocer, realmente, cómo funciona el mundo bajo la idea del neoliberalismo y la globalización. En él hallaremos una serie de ensayos, cada uno centrado en un país, bajo dos perspectivas comunes: I) las fechas que recogen van, desde las primeras décadas tras la Segunda Guerra Mundial (antecedentes) hasta los años 2000 y II) el hilo conductor es la privatización de la guerra en el contexto neoliberal. Este hilo conductor, o paradigma central, bajo el que todos los autores de los ensayos ven el mundo podríamos resumirlo de la siguiente manera.

La guerra moderna, entendida como un enfrentamiento abierto y declarado entre los Estados-nación, parece haber llegado a su fin. Al menos, a llegado a un himpás en el cual el conflicto armado no se dirime principalmente, y de forma directa, entre los Estados-nación. De hecho, este modo de proceder en las nuevas guerras es denominado por la OTAN como non-article 5 missions, o lo que es lo mismo, acciones contra otros países que no responden a acciones de otros países (el artículo 5 de la OTAN prevé que la función de la misma es auto-garantizarse la seguridad y solo responder a ataque si un país ataca primero). Para Robert Kurz el objetivo de estas nuevas guerras (concepto con el cual todos los autores de los textos están en desacuerdo) es estar “dirigido a mantener a distancia del sistema la enorme y amenazante masificación de «superfluos» en las periferias. Las catástrofes causadas por la misma economía universal de mercado deben permanecer «fuera». Desde este punto de vista, las corrientes de refugiados tienen que ser detenidas antes de las fronteras orientales, y las regiones de derrumbe «pacificadas» en un nivel de miseria”. El principal motor de estas nuevas guerras son las llamadas “economías de guerra”. El contexto, según Thomas Siebert sería el siguiente:

En el marco de la división del trabajo globalizada y posfordista, la desvalorización o la subvaluación sistemática de la fuerza laboral alcanza finalmente también las metrópolis del Norte. Con ello, la diferencia entre metrópolis y periferias se desprende tendencialmente de la escisión territorial Norte-Sur o Este-Oeste, y se reproduce en forma desterritorializada entre los Estados y, dentro de ellos, entre las regiones estatales y supraestatales, entre la ciudad y el campo, en las ciudades mismas y finalmente entre los mismos individuos: en un apartheid social y mundial, que es a la vez menos claro y más pronunciado que nunca. El Cuarto Mundo de los totalmente marginados, una frontera que se encuentra en cualquiera de las regiones mundiales, sin embargo no representa algo exterior al capitalismo global sino que es, en efecto, su otro lado bárbaro. Al mismo tiempo es el espacio que hay que entender como territorial solamente en forma limitada– en el cual realmente se puede hablar de “nuevas guerras”.

A partir de aquí, los diferentes autores expondrán los casos particulares que se han venido dando en: Colombia (paradigma), el Kurdistán, México, Guatemala, Yugoslavia, Afganistán, Indonesia, Congo y Angola. Dario Azzellini es el encargado de introducirnos en la terrible historia de Colombia. Allí los paramilitares son armados y financiados a través de Empresas privadas de Seguridad de origen Estadounidense y británico principalmente, y demuestra cómo Álvaro Uribe, expresidente de Colombia, fue un representante de la oligarquía aliada de los paramilitares que asesinaron, en conjunto, a más de 4000 miembros del PCC y a decenas de miles de sindicalistas, activistas sociales y agricultores: por ejemplo, la multinacional cocacola, pagó a estos paramilitares para asesinar a 12 dirigentes sindicales y obligar a aceptar a sus trabajadores una rebaja del 400% en su salario, así como el despido del 75% de la plantilla.

En el kurdistan el gobierno turco a cometido grandes atrocidades y el caso paradigmático, y del que más pruebas hay, es el del llamado Complejo Susurluk o la conjunción que forman el ministro de exteriores turco, el jefe de los servicios secretos, los líderes del partido democrático y paramilitares. Una noche de principios de los años noventa, hubo un accidente de tráfico donde las 4 partes viajaban en uno de los vehículos siniestrados. Llevaban documentación que permitió conocer que el gobierno turco planeo el asesinato del activista de la Vigilancia de los Derechos Humanos en Turquía o IDH, Akin Birdal, y cómo se intenta tapar en favor del gobierno acusando de ello al PKK kurdo. En México el paramilitarismo se contruyó como organización social compleja contra el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) La oposición programada del PRI fue usada en los momentos más álgidos del EZLN para dirigir la protesta hacia cauces controlables y, cuando el PRI se hizo con la prefectura de Chiapas, comenzó a usar los paramilitares exactamente igual que lo había hecho antes el PDM.

En Guatemala se usó la violación sistemática de mujeres como forma de represión social. Allí la violencia de los paramilitares alcanzó los niveles más sórdidos de estas “nuevas guerras”. En Yugoslavia fueron usados para fomentar una supuesta guerra étnica que nunca existió. En Afganistán los paramilitares fueron sustituidos por Señores de la guerra que, a modo de sheriffs, controlan regiones enteras y fomentan que la guerra sea rentable (economía de guerra). EN Indonesia se experimentó con la privatización de la violencia hasta niveles nunca conseguidos: existían cuerpos estatales de seguridad que venden todo tipo de mercancías, incluyendo seguros médicos. Las milicias son parte de estos cuerpos y, entre otros escenarios, fueron responsables del genocidio de Timor Oriental y de los supuestos atentados islamistas. Y, para finalizar, los autores nos recuerdan que, buena parte de la situación que hoy día vive África central (Angola, Congo, los Sudanes, Etiopía, etc.) proviene del paramilitarismo y la economía de guerra que las potencias neoimperialistas han fomentado en la zona, bien para la extracción de materias primas (como el uranio en Mali, el coltán en el Congo o los diamantes en el Congo y en Angola), o bien para el control del recursos energéticos, como es el caso de Angola, el petróleo y el control de los precios de la OPEP a través de un país No-OPEP como lo es Angola.

sábado, 16 de julio de 2016

CRÍTICA DE: "Un Erizo en la Tormenta"


LA BATALLA CONTRA EL DETERMINISMO BIOLÓGICO EMPIEZA CON LA LECTURA


Título: Un Erizo en la tormenta

Autores: Stephen Jay Gould

Editorial: RBA

330 páginas

Uno de los libros menos conocidos y, a primera vista, menos interesantes del autor pero, una vez se empieza, vemos que la "crítica de libros" es, con Gould de la mano, un arma poderosísima contra la el determinismo biológico más recalcitrante. Porque de esto va el libro: a través de críticas de otras obras científicas, reconocer el sustrato determinista, o no, de las mismas, y analizarlo a la luz de la multidiciplinaridad. El recopilatorio de ensayos tiene verdaderas joyas: "Darwinismo de cartón piedra" es una mordaz y audaz crítica a la sociobiología y contra la ciencia aséptica y pretendidamente (aunque de forma falaz) objetiva. Gould dice acerca de esto:
“creo que hay que rechazar la ecuación del no partidismo anodino con objetividad, una absurda noción que han fomentado las peores tradiciones de telediarios. Podremos examinar más de cerca una crítica si conocemos a su autor; pero lo que hay que juzgar al final no es su autobiografía, sino sus argumentos”.
También da una posible explicación al antropocentrísmo de la sociobiología popular y recalca la importancia de los No-Resultados. En el "Fantasma de Protagoras", Gould estudia, de la mano de la biologiá y de la antropología, la evolución de la cultura humana, y enfrenta dos visiones antagónicas: una visión darwinista ortodoxa y una que sitúa a la cultura en el contexto de la evolución a distintos niveles o multinivel. En otros ensayos habla de libros sobre El tiempo profundo de Hutton, de George Cuvier y, en "Genes en el cerebro", Gould vuelve a la carga y desafía el intento (fallido) de la sociobiología de explicar la cultura en términos etológicos de unidades comportamentales delimitadas y heredables ¿Alguien puede definir exáctamente la ideología o la religión de forma que la podamos seguir en los individuos, y su descendencia, y así falsar/comprobar esta hipótesis? Nadie en su sano juicio lo haría, pero los sociobiólogos son demasiado tenaces. "El último postulado de Jenssen" es una crítica que le sirvió a Gould como armazón de uno de sus mejores libros: La falsa medida del hombre, y donde critica la cosificación de la inteligencia en un número.

Gould también nos habla de la excéntrica, pero importantísima, Barbara McClintock, descubridora de los transposones o "genes saltarines" importantisismo para comprender ciertos cambios evolutivos que ocurren de una generación a otra; el desconocido Ernest Everett Just; el ecólogo G. Evelyn Hutchinson, etc.

Para finalizar Gould hará en "Los pelígros de la esperanza" una defensa valiente de la filosofía hegeliana en la ciencia; los puntos críticos de los sistemas no son explicables desde un punto de vista reduccionista y gradualista, y una reflexión filosófica sobre el cartesianismo en la ciencia occidental en "Utopía S.L."

Como broche a esta joya en la colección de ensayos de Gould, se tratan temas de actualidad y polémicos como los organismos modificados genéticamente, donde conocemos la opinión del autor y donde vemos que, claramente el consenso sobre su aplicación en un sistema económico que no garantiza el uso de los mismo para paliar el hambre, no es tal; no existe ese consenso. Todo esto lo podemos leer en "La integridad y el señor Rifkin".